FANDOM



Dios ata el lazo (神様、縁をむすぶ, Kami-sama, En o Musubu) es el tercer episodio de la primera temporada de la adaptación animada del manga de Suzuki Julietta, Kamisama Hajimemashita.

Sinopsis Editar

Una antigua diosa amiga de Mikage, Numa no Himemiko, acude a Nanami como nueva diosa de la tierra para que la ayude.

Datos Técnicos Editar

  • Dirección: Onoda TakeshiAkira
  • Storyboard: Honda Yasuyuki
  • Guión: Akitaro Daichi
  • Dirección de Animación: Hideyuki Motohashi

ResumenEditar

La Sacerdotisa del Lago visita el Santuario para rendir homenaje a la nueva "Diosa humana de la Tierra". Resulta que la princesa del lago sólo quiere estar junto con alguien que conoció hace 10 años. Nanami se compromete a vincular su destino, sin importar el desacuerdo de Tomoe. ellos encuentran a Kotarou en una tienda de helados y Nanami le hace cumplir su acuerdo con Himemiko.

Para aumentar su poder, Tomoe manifiesta que ella necesita escuchar y garantizar todas las plegarias de las personas. A modo de prueba, para ver hasta dónde llegan sus poderes espirituales, Tomoe lleva a su nueva ama al patio del Templo y le indica que debe transformar un poco agua en vino utilizando cualquier medio, incluyendo los talismanes. La chica escribe "Vino" en uno de los talismanes en blanco y lo pone sobre el agua, pero no pasa nada y Tomoe, decepcionado, se va del lugar dando por terminado el entrenamiento. Al verlo marchar, Nanami siente que debe esforzarse al máximo y practica incansablemente el uso de los amuletos, fallando una y otra vez, y pensando siempre en lo mucho que él (Tomoe) está esforzándose por su bien al realizar ahora la limpieza de su habitación, cocinar, entre otras tareas que corresponden a un familiar. Cuando Tomoe regresa a ver qué está haciendo su nueva ama, la encuentra completamente exhausta por el uso excesivo de los talismanes para un solo día. En ese momento, un pájaro identificado como el familiar de la princesa del pantano, interrumpe el descanso de la agotada Diosa, informándole que su ama visitará el Templo ese mismo día por la noche para conocer a la nueva Diosa de la Tierra.

con la nueva noticia, la joven entra al Templo a contar lo sucedido a su familiar. Él, a modo de respuesta, expresa a Nanami que es natural que la princesa del pantano quiera visitar a la nueva Diosa de la Tierra, ya que su pantano es parte de la tierra que está bajo la protección del Templo Mikage. Mientras hablan, él nota como la joven se cambia de ropa y se cepilla su cabello, e inmediatamente le pregunta por qué lo está haciendo. En ese momento, ella responde que se está preparando para recibir a la invitada. Tomoe, con una expresión seria y autoritaria en el rostro le dice que, bajo ninguna circunstancia, se muestre ante la princesa, ya que sería un escándalo si se entera que la nueva Diosa de la Tierra es una humana sin ningún tipo de poderes espirituales. Con la nueva noticia, la joven entra al Templo a contar lo sucedido a su familiar.

Después de aquella corta charla, la princesa llega al Templo acompañada de unos cuantos sirvientes y su guardaespaldas. Ella es recibida por Tomoe, quien dice que la Diosa de la Tierra no se encuentra en condiciones de recibir a la honorable invitada, así que él lo hará en su lugar; mientras esto sucede, el familiar piensa en cómo preservar la relación de amistad que la princesa mantenía firmemente con el antiguo Dios de la Tierra, Mikage. Sin decir nada, los visitantes pasan a una sala donde hay mesas individuales con aperitivos preparados por Tomoe. Después de sentarse, Aotake, el guardaespaldas de la princesa, dice que no dejar que su ama, la princesa Himemiko, al menos vea el rostro de la nueva Diosa de la Tierra es un insulto a su persona, entonces Tomoe responde tranquilamente y con una amable sonrisa que de verdad no se siente bien y, apenas mejore, vendrá a conocer a la princesa. Nanami, encerrada en su habitación mientras su familiar recibe a la invitada, se encuentra deprimida por no poder ayudar a Tomoe por su condición, a vista de otros demonios, vergonzosa al ser humana. Después de pensar un momento en el asunto, decide ir a ver cómo está manejando la situación su singular familiar. La chica escucha atentamente cómo él sortea de forma soberbia todas las críticas del demonio contra su nueva ama resaltando los puntos fuertes de la misma. Sin embargo, Aotake encuentra tan ofensivo que la Diosa humana no haya aparecido que, notablemente molesto, desenvaina su espada con intenciones de luchar contra Tomoe si ella no aparece.

Él, a modo de respuesta, expresa a Nanami que es natural que la princesa del pantano quiera visitar a la nueva Diosa de la Tierra, ya que su pantano es parte de la tierra que está bajo la protección del Templo Mikage. Mientras hablan, él nota como la joven se cambia de ropa y se cepilla su cabello, e inmediatamente le pregunta por qué lo está haciendo. En ese momento, ella responde que se está preparando para recibir a la invitada. Tomoe, con una expresión seria y autoritaria en el rostro le dice que, bajo ninguna circunstancia, se muestre ante la princesa, ya que sería un escándalo si se entera que la nueva Diosa de la Tierra es una humana sin ningún tipo de poderes espirituales.

No pudiendo soportar cómo Tomoe se sacrificaba por ella de esa manera, en un impulso de angustia Nanami entra en la habitación a presentarse ante los visitantes y detener la ira del espadachín contra su familiar. Luego de ese impulso, la joven cae en la cuenta que ha hecho algo indebido desde el punto de vista de Tomoe y que, probablemente, él debe estar furioso con ella en este momento. Sin embargo, en vez de molestarse, declara que ahora no le queda más opción que protegerla, ya que se ha mostrado ante ellos. Al verla frente a ellos, Aotake expresa que es justo como decían los rumores, una chica frágil que ahora debía pagar en carne el grave insulto de no mostrarse a Himemiko apenas llegó al Templo. Tomoe, como respuesta a dicha amenaza, dice que no hay manera de que él toque a su ama mientras esté a su lado y, si era necesario, lo mataría con tal de defenderla

Tomoe, con un hermoso rostro que desbordaba suficiencia, y Aotake, con una expresión de enfado al ver ese tipo de ademán en la cara del zorro, estaban a punto de iniciar una batalla ahí mismo. Nanami, quien se encontraba en el medio, no sabía cómo calmarlos. Himemiko, por su parte, no decía nada y a ratos su rostro se contraía en una mueca extraña. Cuando Aotake se inclinó hacia Tomoe para atestar el primer golpe, es neutralizado por su Hoja Mágica, quedando convertido en un pequeño pez inofensivo. El familiar, sin piedad alguna, toma al Aotake-Pez de la cola y lo pone peligrosamente cerca de su fuego fatuo. No pudiendo soportar más ese abuso al pobre sirviente de Himemiko por parte de Tomoe, Nanami grita a todo pulmón con voz autoritaria que lo deje en paz. Tomoe, de forma muy obediente, automáticamente sube las manos al escuchar aquel mandato. Nuevamente, con la misma fuerza en su voz, Nanami ordena que Tomoe se reconcilie con Aotake y él, nuevamente, obedece silenciosamente como si fuera por arte de magia. La joven Diosa se extraña de la por arte de magia. La joven Diosa se extraña de la actitud de su familiar, entonces Himemiko, quien se había mantenido en silencio hasta ese momento, le dijo que eso se debe a que ella es una auténtica Diosa y ell pacto ama-familiar que hizo con Tomoe lo condiciona a seguir sus órdenes. Tomoe, al saber que Nanami se estaba enterando de algo tan conveniente para ella, se lamentó profundamente.

Al comprobar la autenticidad de Nanami como Diosa de la Tierra, Himemiko pide perdón por lo sucedido con Aotake, quien aún se encuentra convertido en un pez, y explica el verdadero motivo de su visita: desea que la Diosa de la Tierra conceda su plegaria para unir sentimientos con un humano llamado Urashima Kotarou. Ella lo conoció tiempo atrás, hace diez años, y se enamoró de su cara llorosa y contraída por su infantil miedo a primera vista. En ese entonces, él era un niño de apenas ocho años, por lo que en la actualidad ya debería ser un hermoso hombre de dieciocho primaveras. Sin embargo, el mayor problema de Himemiko es su actual apariencia, ya que en su verdadera forma no puede mostrarse ante él por su posible reacción negativa. Entonces, la Princesa Imperial ruega a la Diosa que su deseo sea cumplido, pero en ese momento, Tomoe interviene y afirma que ella no lo hará, pues el amor entre humanos y demonios está prohibido. Ella dice al familiar que está consciente de ello mientras sus grandes y redondos ojos empiezan a volverse acuosos y brillantes. Nanami, notando el sincero brillo de sus ojos, no puede evitar tratar de ayudar a la chica, quien se veía tan frágil en ese momento. Tomoe, al escuchar aquella respuesta por parte de ella se queda verdaderamente atónito, pensando que es un acto inconcebible.

Al día siguiente, los dos espíritus del Templo, Kotetsu y Onikiri, le dan alegremente los buenos días a Nanami, ella responde el saludo y pregunta sin han visto a Tomoe. Ambos espíritus indican una puerta trampa cerca de ellos, y le explican a la joven que él parece estar de un serio mal humor al haber permanecido encerrado en su habitación apenas Himemiko finalizó su visita el día anterior. Al escuchar aquello, Nanami se acerca a la puerta eseo de Himemiko. En eso, la Diosa escucha tras ella la voz de Tomoe, y él pregunta qué es lo que está haciendo, entonces ella insta a Tomoe a decir dónde había estado todo este tiempo si no era bajo la puerta trampa, como respuesta, él dice que estuvo toda la noche en el tejado contemplando la luna, en un intento de escapar de la realidad. Nanami pregunta si acaso él alcanzó a escuchar lo que estaba diciendo, a lo que él objeta que, si es algo acerca de la petición de Himemiko, no va a escuchar, ya que el amor entre humanos y demonios es un tabú. Nanami replica que ellos tienen todo el derecho a enamorarse y, enojada por ese comentario, decide ir por su cuenta a la ciudad en busca de Kotarou. En ese instante, Tomoe recuerda el día que Mikage dijo que se marchaba a la ciudad y, temiendo que no volviera como el anterior Dios de la Tierra, decide acompañarla a su destino.

Ya caminando por las calles de la ciudad junto a Tomoe, quien por orden de su ama estaba ataviado con ropa más casual, Nanami decide poner seriamente manos a la obra y empezar a buscar al joven enamorado de Himemiko. En eso, Nanami se da cuenta que su familiar aún se ve más como un ser sobrenatural que como un humano al tener a la vista sus orejas de zorro, por lo que remedia eso inmediatamente al hacer a Tomoe utilizar sobre si mismo la Hoja Mágica y esconder esos rasgos. Mientras caminaban por la ciudad, Nanami divisa a un grupo de jóvenes usando el uniforme de la Secundaria Ujigami, escuela a la que solía ir antes de volverse Diosa de la Tierra. Tomoe, quien notó de inmediato un cambio de ánimo en ella, demanda saber qué le sucede, a lo que Nanami, como toda respuesta pregunta si pueden ir a tomar un helado.

Cuando tomaron asiento dentro de un local que vendía helados, Nanami relató a Tomoe una pequeña parte de su vida diaria, cuando aún estaba en la escuela. Al terminar la historia, Nanami se encuentra con Isobe, un compañero de su escuela que solía molestarla por ser pobre. El chico pregunta por qué no ha ido a la escuela y en vez de eso está teniendo atrevidos encuentros con un hombre. La chica explica que es un malentendido y le pide que se marche, pero él en vez de marcharse del lugar le pregunta si es verdad que la han desalojado de su casa. Tomoe, creyendo que ya es suficiente, le dice a Isobe que ni se le ocurra tocarla siquiera con una mirada agresiva y a punto de golpearlo, pero Nanami le dice que se detenga justo a tiempo con un estridente grito. En eso, ambos se ponen a discutir por el trato demasiado agresivo que su familiar dio a un humano y un empleado intenta, sin éxito, calmar la situación entre ambos. Mientras discutían, Nanami mencionó el nombre del chico que le gusta a Himemiko y, por obra del destino, el empleado de la tienda que estaba intentando detener su discusión se presenta como Urashima Kotarou, el chico en cuestión.

spués de la exitosa búsqueda de Kotarou, del cual Himemiko se enamoró a primera vista hace diez años, Nanami lo espera a la salida de su trabajo para hablar con él acerca de la Princesa y su fuerte deseo de conocer al joven. Luego de disculparse por la actitud de ella y Tomoe dentro del local, la Diosa humana pregunta a Kotarou si recuerda a una chica que vio en el Tatara Numa hace diez años, a lo que él contesta con nerviosismo mientras realiza un Cubo Rubik que no recuerda absolutamente nada de esa ocasión. Notando la destreza del joven en ello, y restándole importancia a que no recordara nada del asunto, Nanami pregunta al joven si realizar el Cubo es su especialidad, a lo que él contesta que se podría decir que sí al no poseer otras buenas cualidades. Al verlo algo triste después de unos cuantos comentarios más, Nanami comienza a hablar de Himemiko y su deseo de conocer a Kotarou, entonces la chica le pide si puede verla aunque sea una vez para que ella esté feliz. Antes de despedirse, no con mucha convicción, el chico parece aceptar la propuesta de Nanami y conocer a Himemiko.

Ya pensando en regresar al Templo, la joven se encuentra con Onikiri y Kotetsu esperándola por órdenes de Tomoe, quien, según Nanami, parecía estar muy molesto luego que la chica comenzara a ir en contra de todas las reglas establecidas sobre el amor entre un demonio y un humano al desear unir a Kotarou y Himemiko. Creyéndose abandonada por él, la Diosa humana se disponía a marchar con los dos espíritus del Templo a casa, sin embargo, antes de mover un pie es interceptada por Tomoe, quien había ido por el vehículo favorito de Mikage: un carro de niebla que sólo se mueve de noche. La chica encuentra el transporte maravilloso hasta que no logra subirse a él, por el contrario, Onikiri y Kotetsu se suben fácilmente de un salto. Tomoe nota esa deficiencia y pregunta si de verdad ella desea marchar al Templo a pesar de extrañar el mundo humano, a lo que ella responde algo avergonzada, luego de un ataque de ira, que sólo no puede subir porque el carro es muy alto. Sorprendido por su respuesta al creer demasiado débiles a los humanos, Tomoe ayuda a su nueva ama a subir mientras Nanami piensa que, aunque las palabras de su familiar muchas veces resultan duras sus acciones no lo son tanto.

ya instalados en el Templo, Aotake golpea la puerta preguntando por su Princesa al no encontrarla por ningún lado después de haber sido convocada por la Diosa de la Tierra, entonces una voz dice que es muy ruidoso. Cuando el guardaespaldas de la Princesa se gira al reconocer esa voz, observa escandalizado la nueva apariencia humana que ostenta Himemiko. Tomoe, el responsable del cambio valiéndose de su Hoja Mágica, le advierte a la chica que si usa sus poderes demoníacos, la perderá su forma humana y volverá a su apariencia original. Después de comprender la advertencia del familiar, ella agradece profundamente a Nanami por estar cumpliendo su plegaria y permitirle ver a Kotarou.


Kotarou, quien quedó citado por Nanami en un parque, espera sentado en una banca la llegada de Himemiko mientras piensa en que no hay forma de que le guste a una chica. Entonces, como si hubieran escuchado sus pensamientos para decidir contradecirlos, Himemiko aparece preguntando si acaso él es Kotarou y sin siquiera esperar una respuesta ella toma su rostro con ambas manos. En ese momento, por la mente del joven de dieciocho años pasa fugazmente un recuerdo de hace diez años donde una mujer sostuvo de la misma forma su rostro. Mientras ellos se encuentran en el parque, Tomoe y Nanami verifican detrás de un árbol cómo le está yendo a Himemiko. Y ven cómo ella pregunta a Kotarou por el Cubo Rubik que trajo consigo, ya que ignora para qué sirve. Él le explica animadamente en qué consiste e incluso deja que ella intente armarlo mientras va por algo para beber. Al ver aquello, Nanami se siente satisfecha al haber realizado un buen trabajo, sin embargo, al cabo de un tiempo llegan dos hombres a acosarla por encontrarse sola. Finalmente Kotarou llega al lugar y, después de quedarse estático por unos segundos, corre a ayudar a Himemiko impulsado por un talismán de Nanami.

Véase tambiénEditar

NavegaciónEditar

Lista de Episodios
Primera Temporada
Episodio 01Episodio 02Episodio 03Episodio 04Episodio 05Episodio 06Episodio 07Episodio 08Episodio 09Episodio 10Episodio 11Episodio 12Episodio 13
Segunda Temporada
Episodio 01Episodio 02Episodio 03Episodio 04Episodio 05Episodio 06Episodio 07Episodio 08Episodio 09Episodio 10Episodio 11Episodio 12
OVAs
OVA 01OVA 02OVA 03OVA 04OVA 05OVA 06OVA 07
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.